5 conclusiones clave del Índice de Riesgo y Desempeño de la RSE en el 2019

Go back to the Blog

La tercera edición del Índice Global sobre Riesgo y Desempeño de la RSE aporta información clave sobre el desempeño en sostenibilidad de la cadena de suministro de más de 30.000 empresas evaluadas por EcoVadis entre los años 2016 y 2018. 

El reporte aporta información exhaustiva sobre nueve divisiones de sectores, así como comparaciones del desempeño de las empresas según el tamaño y la región. Se basan en más de 40.000 fichas de evaluación que abarcan cuatro temas: Medio Ambiente, Prácticas Laborales y Derechos Humanos, Ética y Compras Sostenibles, cubriendo 21 criterios de sostenibilidad. Las puntuaciones se miden en una escala de 0 a 100. Alrededor de un 5 % de las organizaciones obtuvo una puntuación por encima de 64, lo que representa un desempeño avanzado o destacado. Las empresas con una puntuación menor de 45 están consideradas como “comprometidas”. Las puntuaciones entre 25 y 44 representan un riesgo medio y aquellas por debajo de 25, un alto riesgo.

A continuación, enumeramos los cinco aspectos más relevantes del estudio:

  • El desempeño en sostenibilidad global parece haberse estancado pese al aumento de los compromisos corporativos en la creación de una economía más responsable.  Alrededor de la mitad de las empresas evaluadas (50.7 %) recibió una puntuación de 45 o más, lo que supone un aumento en comparación con el 49.2 % de 2017 y el 50.5 % del año anterior. Al mismo tiempo, la proporción de empresas con una puntuación por encima de 65, que representa un enfoque en sostenibilidad avanzado o destacado, se mantuvo en un 5 % aproximadamente. En lo que respecta a las empresas que constituyen un alto riesgo en sostenibilidad, p. ej., aquellas con una puntuación por debajo de 25, el porcentaje se mantiene también entre un 4% y 5% del total. 
  • Las empresas dan mayor importancia a las cuestiones relacionadas con las prácticas laborales y los derechos humanos. Observamos que prácticas laborales y derechos humanos fue el tema que obtuvo una puntuación más elevada entre las cuatro áreas de evaluación. Además, el aumento de la puntuación también fue el mayor en comparación con los demás temas (puntuación media de 46,7 vs. 45,4 el año anterior). Este hecho está probablemente relacionado con el aumento de la atención que se presta a las cuestiones relacionadas con los derechos humanos, que se refleja en los Estados que promulgan leyes de transparencia o debida diligencia, como la Ley sobre Esclavitud Moderna de 2015 en Reino Unido, la Ley de Transparencia en la Cadena de Suministro en California, la Ley de Transparencia en Australia y varias leyes específicas en la UE.
  • ​Generalmente, las empresas obtienen una puntuación mayor en su segunda evaluación.  El 81 % de las pequeñas y medianas empresas y el 75 % de las grandes empresas evaluadas por EcoVadis al menos en dos ocasiones mantuvieron o mejoraron su desempeño en la última evaluación. Esto demuestra que una vez que la organización se compromete en llevar a cabo mejoras en sostenibilidad, este compromiso da resultados.
  • Las pequeñas y medianas empresas generalmente reciben puntuaciones más elevadas que las más grandes. Teniendo en cuenta que las evaluaciones de EcoVadis se extienden en función del tamaño de la empresa, con significativamente más requisitos impuestos a las más grandes, resulta interesante ver que las pequeñas y medianas empresas puntúan sistemáticamente más alto. En 2018, ambos grupos obtuvieron una puntuación de 41.1 y 42.3, respectivamente. Cabe destacar también que las pequeñas y medianas empresas constituyen alrededor del 80 % de todas las organizaciones que evaluamos, aproximadamente la proporción que creemos que se da en la mayor parte de las economías de todo el mundo. 
  • Las empresas europeas obtuvieron mejores resultados que las de otras regiones. Este hecho se corresponde con los hallazgos de las ediciones anteriores. No obstante, lo que resulta interesante es que las empresas europeas no solo muestran una mejora estable de las puntuaciones en los últimos tres años, sino que también son el primer grupo en recibir un promedio global que supera el 50. A Europa le siguen Norteamérica, Latinoamérica, el Caribe y, por último, China. 

Además, dada la importancia que cobran últimamente cuestiones como los derechos de las minorías y la igualdad de género, hemos decidido dar un paso más en el Índice de este año y examinar más detenidamente uno de los criterios dentro del tema de prácticas laborales y derechos humanos: discriminación, acoso y diversidad. Actualmente, es bien sabido que estos problemas pueden tener un impacto significativo en la reputación de una empresa y, como consecuencia, en su balance final. Por ello, esperamos que las empresas estudien de nuevo sus políticas para garantizar el correcto tratamiento de estas áreas. 

Sin embargo, el estudió mostró que aún no se ha avanzado demasiado. Ciertamente, dos de cada tres empresas evaluadas han implantado al menos una medida con la que abordan estas cuestiones. No obstante, al existir ocho posibles medidas, aún queda mucho margen de mejora. En general, podríamos decir que todavía queda mucho camino por recorrer en este área Visite la página del Índice para obtener más detalles sobre los resultados aquí expuestos, leer el reporte completo y consultar nuestra infografía. Permanezca atento a este blog — más aspectos relevantes serán compartidos próximamente.